(لحديد يبتط الا حامي) APLAZAMIENTOS O RETRASOS

La lucha contra el narcotráfico tiene que ser muy urgente, una prioridad  absoluta, ahora o nunca, muy estricta  y sin cuartel, es peor que el enemigo, se expande rápidamente, peor que el cáncer maligno,  ya tiene raíces muy profundas y respaldada  tribalmente, hay que tratarlo con  cautela y una buena  sensibilización al pueblo, con un reglamento especial  y generalizado, se puede tener un éxito  rápido y seguro, bien que se debilitaran por un momento, pero siempre sobreviven independientemente por el dinero ya  habían  ganado, si es que ya son grandes mafias.
Por  lo que es una lacra que hubiéramos  podido acabar con ella en su tiempo, los mismos señores que han sido implicados en ella, no la pueden combatir  como responsables porque se les revelaran sus secretos, están sobornados  y por lo tanto no podrían aplicar la ley anti-narcotráfico, y se abrirá la brecha en dicha ley y se esfumaran todos los esfuerzos que se emprendieron.
No podemos llegar hasta aquí en nuestra trayectoria y nos quedamos enfrentándonos con los delincuentes, los mafiosos en los propios campamentos, no podemos dejar a nuestros hijos en las zonas ocupadas  a la merced de los marroquíes condenándolos injustamente por protestar legalmente  en el campamento de la dignidad de Gdeim Izik,  , no podemos dejar todos los esfuerzos, todas las victorias que hemos hecho, desvanecerse  por unos señores que no buscan sino rellenar sus bolsillos a costa nuestra, no podemos seguir con los mismos señores que no pueden exigir el respeto de la ley porque ellos mismos son cómplices de lo que está pasando ahora en los campamentos de refugiados.
Si no se combate rápidamente, aumentaran las personas que buscaran enriquecerse ilícitamente y rápidamente, aumentaran las victimas y se extenderán los delitos en todos los campamentos, y será nuestro fracaso total, y la disolución de la revolución saharaui por unos delincuentes aunque hayan algunos del ejecutivo sobornados,  que reparten con ellos el pastel.
Si de verdad queremos combatir  la delincuencia  y renovar la promesa aplicando la ley, no será con los mismos señores que se mancharon de los beneficios ilícitos  de la droga y de las irregularidades que tanto hemos vivido estos últimos años, parece que no quieren moverse de Tinduf, porque han encontrado  la comodidad, lo que nunca han tenido, el poder, una  riqueza eterna, la iniciativa, la libertad de los eventos  en todos los niveles y  en toda la nación.
Han vendido nuestra fama en todos los países limítrofes, por un puñado de dólares robados, han arrastrado nuestra  gloria hasta el más bajo nivel, han violado la ley y los principios de la revolución, de los mártires, de la unión nacional, de todos los Saharauis en general,  han defraudado el país que nos acogió (Argelia),¿ qué más se puede esperar de ellos?  Que nos  entregan al enemigo en una bandeja de plata, lo están haciendo, bien que lentamente, están participando en agotar nuestra paciencia, dividiéndonos, y enriqueciéndose a costa nuestra, olvidando así que les eligieron para aplicar la ley y ser los  más ejemplares para llevarnos de verdad a nuestra meta final, que no es más que la independencia total y el retorno de nuestro pueblo a su tierra natal, que es el Sahara y no Tinduf.
Quiero añadir que si de verdad queremos combatir este  fenómeno, esta  anomalía, hay que crear  un  grupo de investigación y lucha contra el narcotráfico, que no tengan  nada que ver con los enriquecimientos ilegales de la limosna que se otorga  a los pobres refugiados, y que tengan el poder absoluto para arrestar cualquier persona o vehículo sospechoso o  que tenga relación con esas irregularidades. También los que van a ser los protagonistas, deben tener un respaldo total de la  autoridad,  la cobertura  amplia y un apoyo total.
Toda la patria o el martirio.
El Militante Lahaye.

تعليق واحد

  1. Por favor revisar un poco más los textos antes de publicarlos por que tienen muchos errores de ortografía y algunos problemas de concordancia.