Las provincias españolas en África

Abdurrahaman Budda

Las provincias españolas en África fueron cuatro territorios bajo soberanía española situadas en África Española que obtuvieron el rango de provincias de España durante la dictadura de Francisco Franco.
En el año 1959 estos territorios adquirieron el estatus de provincias, celebrando sus primeras elecciones locales 1960 cuando eligieron los primeros procuradores en las Cortes españolas
1- La provincia de Ifni: fue declarada en 1958, tenía una extensión de 1.500 km² y unos 53.000
La capital de la provincia fue Sidi Ifni, con una población que llegaba a los 12.700 habitantes. La matrícula de sus vehículos era IF.
En 1969 Ifni fue devuelto a Marruecos.
2- La provincia de Fernando Poo: comprendía las islas de Fernando Poo , Annobon y otros islotes cercanos. La isla de Fernando Poo, estaba habitada por la etnia bubi, con 37 200 habitantes, con puerto y aeródromo.
3- La provincia de Muni: correspondía al territorio continental de la Guinea Española, además de las islas de Corisco, Elobey Grande, Elobey Chico y otros islotes cercanos.Río Muni, fue cedida por Portugal a España en 1778. Fue una colonia aparte hasta su unión con Fernando Poo y Annobón formando la Guinea Española en 1926. Después pasaría a ser parte de Guinea Ecuatorial siendo su territorio continental. Las ciudades más grandes eran Bata y Mbini.
En marzo de 1968 bajo la presión de los nacionalistas ecuatoguineanos y de las Naciones Unidas , España anunció que concedería la independencia a Guinea Ecuaterial. Se formó una convención constituyente que produjo una ley electoral y un borrador de constitución. El referendum sobre la constitucion se produjo el 11 de agosto de 1968, bajo la supervisión de un equipo de observadores de las Naciones Unidas. Un 63% del electorado votó a favor de la constitución. Después se formó el primer gobierno independiente.
4-La provincia del Sahara: tenía una superficie de 266.000 km².La provincia se dividía en dos áreas:
Saguia el Hamra: significa la “acequia roja”. Es uno de los dos antiguos territorios españoles que formaban el Sahara español, pasando formalmente como posesión española en 1910 por un tratado de libre anexión con Francia (el único territorio español oficialmente ocupado y reclamado durante la conferencia de Berlín era Río de Oro). Tiene una superficie de unos 82.000 km² y ocupa su parte norte. Su denominación proviene del cauce seco que lo cruza que desemboca sus aguas en el puerto de El Aaiun
Rio de Oro: era uno de los dos territorios que formaban la antigua provincia española del Sahara Español. Ocupaba su zona centro y sur y tenía una superficie de unos 184.000 km². Su capital era Villa Cisneros. En su frontera con Mauritania se encontraba el Cabo Blanco, donde se halla la ciudad de La Guera. Esta fue anexionada por Mauritania entre 1976 y 1979. Su nombre se debe a que en 1442 unos portugueses creían haber obtenido polvo de oro a cambio de sus mercancías, por lo que creyeron haber descubierto una tierra rica en este metal.
España concedió a todas sus ex provincias la independencia negando tal derecho legitimo al pueblo saharaui, entrego el territorio cobardemente a los vecinos del norte y sur, atreves del vergonzoso acuerdo tripartito de Madrid el 14 de noviembre de 1975, luego se retiro de una forma desordenada incumpliendo con el proceso de descolonización que exigia la comunidad internacional.
Durante mas de 40 años de sufrimientos, guerra y exilio España no hizo mas que intensificar el dolor del pueblo saharaui, vendiendo armas a Marruecos, alineándose con Francia en las distintos foros internacionales contra el derecho sagrado de los saharauis a una nación libre e independiente.
Con la decisión del Tribunal de Justicia Europeo manifestado en la anulación de todos los acuerdos económicos que incluyen el territorio del Sahara Occidental y, que a la vez, deja claro que el Saguia el Hamra y Rio de oro no pertenece a Marruecos, España continuo mirando al otro lado, sus dirigentes políticos, tanto en el gobierno y fuera de este, siguen apoyando la caducada teoría anexionista de Marruecos, el ultimo de ellos fue Felipe Gonzalez, el ex presidente socialista que alabo hace pocos días al ocupante marroquí y manifestó claramente su apoyo a la marroquinidad del Sahara. Este dirigente que un dia visito los campamentos de refugiados, y ante una multitud de niños, mujeres y ancianos, prometió defender los legítimos derechos del pueblo saharaui en España, cuando llego al palacio de la Moncloa incumplió con sus promesas y respaldo ciegamente la monarquía marroquí.
Quiera España o no, de hoy en adelante, ningún barco europeo podrá pescar en las costas del Sahara Occidental, ni comprar las riquezas del Sahara sin el consentimiento del Frente Polisario, único y legitimo representante del pueblo saharaui.
También no habrá un Magreb Árabe unido y prospero sin la independencia del estado saharaui.
España esta obligada a aceptar la nueva realidad y abrir una nueva pagina , donde se pone fin a la explotación ilegal de los recursos del Sahara, cesar las actividades comerciales y turísticas en el territorio ocupado, además de anunciar con valentía la anulación de los vergonzosos acuerdos tripartitos de Madrid.
En un Sahara libre y soberano, los intereses económicos de España se multiplicaran y se desvanece la gran mentira del gobierno marroquí que se autoproclama el controlador del grifo de emigración y experto en la desarticulación de células terroristas.
Los hijos del Sahara, que en su dia derrotaron al ejercito real marroquí, sabrán proteger las fronteras de su país y, a la vez, garantizar la seguridad y estabilidad de Europa.