Tifariti, ciudad heroica

Tifariti es una localidad del Sahara Occidental situada a 370 km al este del Aaiún, capital del territorio. En 1912, específicamente, en la región de glaib Ajchach, no lejos de Tifariti, fue escenario de una gran batalla entre los guerrilleros saharauis y una tropa invasora francesa, donde los colonialistas europeos fueron derrotados y huyeron a sus bases en países fronterizos.
En la noche del 17 de diciembre de 1974, unos 19 guerrilleros del polisario, atacaron a la localidad de Tifariti. Esta batalla empezó con una acción nocturna a tres posiciones de los militares españoles en el poblado. Los guerrilleros, tras el tiroteo, se retiraron sin ninguna baja en sus filas. Al amanecer del día 18 salió en su persecución una unidad de la Policía Territorial (47 hombres) , además de una sección de la Legión, que es helitransportada con apoyo de aviones Sabres y helicópteros. Los militares españoles cayeron en una emboscada en la zona de Gleibat Akyeyemat, a 8 o 10 km. Caen un sargento legionario (el primer soldado español muerto a mano del Polisario), cinco policías y una ventana de heridos, entre ellos algunos españoles. En total veintiséis bajas .Intervienen por la parte colonial más de doscientos hombres. La batalla finalizo a las 22h, fue una gran victoria que demostró la valentía y audacia del joven ejercito saharaui.
El 29 de enero 1976 cazas f5 equipados con ametralladoras 15 milímetros atacan a Tifariti seis y media de la tarde, destruyen una gran parte de la ciudad y queman decenas de jaimas.
Los días 18, 20 y 23 de febrero atacan de nuevo a tifariti, Gultet Zemmur Emudraiga y Amgala con napalm y fósforo blanco.

En septiembre 1991, Tifariti fue objeto de un salvaje bombardeo de la aviación marroquí, posteriormente fue ocupado por regimientos de saldados marroquíes armados hasta los dientes durante un tiempo breve, la ciudad fue destruida y su pozo envenenado
En Tifariti yo viví mis primeros años de infancia, recuerdo aquel pequeño y sosegado pueblo, conozco sus calles, sus casas una por una, con sus puertas siempre abiertas para el huésped y el viajero, estas casas que brota desde su interior un dulce aroma del té y un exótico olor del Cuscús con carne de camello, recuerdo al centro comercial con locales de techos ovulados. Conozco a la escuela del poblado donde curse mis primeros años de estudio.
Aun están frescas en mi memoria aquellas noches del año 1974, cuando todos los chiquillos nos reuníamos y desfilábamos en la ciudad cantando el himno nacional saharaui.
A Tifariti he dedicado mi segunda novela “ Tifariti mi tierra”, novela que guardo con todo amor en mi jaima para que las nuevas generaciones conozcan la hermosa historia de una de las más queridas ciudades del Sahara Occidental.
Hoy Tifariti es una ciudad liberada, donde ondea la bandera del Sahara, los guerrilleros saharauis patrullan sus calles y donde reside una importante población saharaui, con múltiples instituciones sanitarias, educativas y administrativas.
Los combatientes saharauis defenderán a Tifariti hasta la última gota de sangre. Para el señor Brahim Gali, presidente de la RASD, Tifariti es una raya roja al que nadie debe ni puede traspasar. Todo el pueblo saharaui hará de aquella ciudad un gigantesco cementerio para los invasores marroquíes, si algún día piensan pisar su sagrado suelo.
Abdurrahaman Budda