El tribalismo, un arma mortífero y ruinoso

Según La Enciclopedia libre, uno de los conceptos de la palabra “tribalismo”, es el sentimiento que tiene un ser humano por el grupo humano y/o medio al que se siente ligado por unos determinados valores, cultura, historia y afectos. Es el equivalente al orgullo que siente una persona por pertenecer a una familia, cofradía o patria.
Sus detractores afirman que si este sentimiento no existiese, se podrían evitar muchos de los actuales problemas de convivencia social, como son la integración forzada, el secuestro de las mujeres y niños, el asesinato, la xenofobia , elracismo, el genocidio, la extinción y las guerras. Suele ir acompañado de la destrucción o el expolio de sus bienes: casas, tiendas, centros religiosos, etcétera. El término ha sido usado históricamente para denotar actos de violencia indiscriminada, sean espontáneos o premeditados.
Uno de los capítulos más tenebrosos y espantosos de las guerras tribales fue protagonizado en la República de Ruanda en el año 1994. Esta guerra desatada durante100 días avivó una ola de asesinatos que acabó con casi el 11% de la población, donde vivían 7 millones de personas, miembros de la tribu tutsi fueron víctimas de asesinatos de forma planificada a manos de sus hermanos de los sectores radicales de la etnia hutu.
Lamentablemente, un millón de personas fueron asesinadas, al menos 250.000 mujeres fueron violadas, 95.000 niños fueron ejecutados y más de 400.000 quedaron huérfanos.
Hoy a 25 años del aquel desastroso genocidio, los ruandeses superaron el oscuro pasado, abandonando, una vez y para siempre, las divisiones que originaron aquella horrible matanza. Son un ejemplo de buena vecindad y han construido un estado moderno. La esperanza de vida es ahora de 67 años, mientras que en 1994 era solo de 29 años, y la población del país, después del baño de sangre, ya se ha duplicado.
Ruanda hoy es la nación con mayor porcentaje de mujeres en el Parlamento (63 %) y está entre los 10 países africanos con mayor crecimiento económico anual (8 %) y donde sectores como la industria, la educación y la salud tuvieron un grandioso avance.
Los habitantes del Sahara Occidental, mucho antes de la era colonial, convivían en una sociedad tribal donde gobierna el Consejo de los Cuarenta, con la misión de salvaguardar las fronteras del país de la amenaza exterior, custodiar las caravanas comerciales extranjeras que atraviesan el territorio, además de velar por el estricto complimiento de las leyes que organizan la vida de los ciudadanos del territorio.
Con la llegada del colonialismo en 1884 a las costas de Dajla y el dominio del territorio atreves de acuerdos comerciales con los saharauis, los españoles se empeñaron en consolidar el sistema tribal para mantener la sociedad en clases y sembrar divisiones en el seno de los hijos de la misma nación.
El 12 de octubre de 1976, los hijos del Sahara Occidental reunidos en Ain Bintili, escribieron una hermosa página de la historia contemporánea de la nación saharaui, declarando aquel dia. Día de la Unidad Nacional. A partir de aquel momento se arrancó de raíz el sistema tribal, los habitantes del Saguia el Hamra y Rio de Oro formaron una única familia, para afrontar la salvaje invasión Marroquí- Dadahista y construir la República Árabe Saharaui Democrático.
Tristemente, en los últimos años de la trayectoria de la revolución del 20 de Mayo, empezaron aparecer claras acciones de índole tribal por parte de bandas y elementos que no benefician la causa nacional, estos, se identifican con términos tribales y causan conflictos entre los hijos de la misma patria, uno de estos actos violentos fue el jaleo, del cual hace pocos días fue escenario la región liberada de Mheiris, una franja que fue bañada por la sangre de gloriosos mártires que brindaron sus vidas en aras de la libertad del Sahara.
Hijos de la nación saharaui, alejaos del tribalismo, este mal demoledor es sinónimo de baños de sangre, de odio de ignorancia y de la extinción total del ser humano.
Solo con la unidad, la hermandad y el progreso se conquistaran, con la voluntad de Alá, Todo poderoso, se logran las aspiraciones de nuestra nación, basadas en la libertad, la soberanía y la independencia del noble pueblo saharaui.

Abdurrahaman Budda

اضف رد

لن يتم نشر البريد الإلكتروني . الحقول المطلوبة مشار لها بـ *

*

%d مدونون معجبون بهذه: