El león de Ajchach

Cuando el líder saharaui Brahim Basiri, llegó al territorio saharaui, portando su pensamiento revolucionario, basado en la supresión del yugo colonialista europeo del Sahara, muchos de sus compatriotas mujeres y hombres abrazaron a esta noble causa. Entre aquella generación estaba Abdalahi Mohamed Bilau, quien participo en la gran manifestación de Zemla organizada por los amigos de Basiri.
Una compañía de la Legión española “ Tercio” comandada por un teniente, al presenciar el enorme clamor de los manifestantes, soltó una ráfaga de tiros. En aquella matanza perecieron decenas de saharauis inocentes y resultaros otros tantos heridos, entre los cuales estaba Abdalahi
Uld Bilau continúo militando por la causa saharaui infatigablemente y cuando se fundó el Frente Polisario en mayo 1973, se unió inmediatamente al ejército guerrilleros. En los primeros años de aquella atroz guerra, fue designado jefe de compañía en la segunda Región militar, anteriormente llamada: Región Centro.
Abdalahi conoció de muy cerca a los líderes de la revolución: El Uali y Mohamed abdel Aziz y participó en decenas de batallas, donde resulto herido en diversa partes de su cuerpo. Combatía con gran valentía, erguido disparaba con su klashinkov apuntando a su objetivo, siempre repitiendo su famosa y popular frase: “Los soldados de Marruecos no matan, la vida está en manos de Ala”.
Después del cese de fuego, y a sus 79 años, continuo firme en su trinchera, vigilando con sus colegas de arma, dia y noche, los movimientos del enemigo, hasta que la enfermedad le obligo´ a guardar cama. Sus deseos más fuertes eran: sacias con su sangre la tierra de sus ancestros como lo habían hecho sus tres hermanos, su hijo y la interminable lista de mártires saharauis.
Hace pocos días, lamentablemente, nos había abandonado el señor Badi, poeta de la revolución saharaui, rey de la poesía hasanica, con pleno reconocimiento de toda la sociedad del Bidan, luego recibimos la noticia del fallecimiento del excelentísimo embajador de la RASD, Bachir Sgayer, decano de la diplomacia saharaui.
Todos estos hombres bondadosos y todos los mártires de la nación saharaui, sus nombres se quedarán grabados con letras doradas en la historia del Sahara Occidental.
Tristemente, hemos perdido a un gran combatiente, que conoce el terreno palmo a palmo, dueño de una gran experiencia combativa y un profundo conocimiento de los planes y trucos del enemigo. Estamos seguros que en el Ejercito Saharaui hay miles de leones con semejantes cualidades que mantendrán el dedo muy próximo al gatillo, esperando el momento preciso para culminar la trayectoria armada que garantizará la liberación total de la tierra ocupada del Sahara Occidental.
Que Ala tenga en su espacioso paraíso el alma del guerrillero Abdalahi Bilau junto a las, de todos los mártires saharauis, que regaron con su sangre a la sagrada tierra del Saguia El Hamra y Rio de Oro.
Abdurrahaman Budda

%d مدونون معجبون بهذه: