Id Al Fitir, una fiesta especial en el Sahara Occidental

Pasados los primeros veinte días del Ramadan, los refugiados saharauis recibieron la ultima decena del mes sagrado con mucho animo y sumisión a Dios
En estos dias el profeta Mohamed, que Dios le vendiga, instó a la nación musulmana a ofrecer mas limosnas ; leer con frecuencia el Corán e intensificar los rezos nocturnos
Los refugiados saharauis cumplieron estictamente con el ramadán, a pesar las altas temperaturas que rebasaron en ocasiones los 45°, ademas de la escasez de productos alimenticios y combustibles debido a las actuales circunstancias de la epidemia del coronavirus, asi como la inexistencia de electricidad y la mala calidad del agua potable en algunos campamentos
A la puesta del sol, después del desayuno, los refugiados saharauis de la wilaya del Aaiun se sientetaban a la interperie, frente a sus jaimas alejandose el calor de los muros de adobe y las jaimas de lona. Disfrutaban del hermoso cielo estrellado del desierto y preparaban el te en aquellas noches oscuras, donde se presenciaban las lejanas y parpadeantes luces de la Wilaya de Auserd, que dista veinte kilómetros y que parecia muy cercana. Al oeste son visibles los resplandecientes luces de la ciudad Argelina de Tinduf y al este se extiende un basto desierto que desenboca en el lejano Azawad mas alla de la frontera argelina en la república de Mali
La Radio del Sahara anució que el domingo, 24 de mayo seria el promer dia del Id Al Fitr.
A las diez de la noche Surgió la voz del imam anunciando la hora de la oración del Icha. Los hombres empezaron a avanzar hacia la mezquita en medio de la tenebrosa noche con linternas a mano, parecían miles de motocicletas que se dirigian hacia un mismo punto
los oradores salieron de la mezquita repitiendo la frase religiosa: Dios eres el gran perdonador, te ruego que me perdonas.
Inmediatamente los menores salieron en grupos a las calles del campamento: los chicos cantaban la melodía de Yabari yabari; las chicas, arfa arfa ya lala ya meimuna ya salka. Se paraban frente a cada jaima cantaban su melodía, la gente les daba datiles, caramelos, galletas o azúcar y se retiraban alegres deseando lo mejor para las familias
El dialogo de las familias aquella noche se centró en los preparativos del Id, todas las carnicerías habían abierto sus puertas para prestar servicios y abastecer de carne a todos los habitantes del campamento
El amanecer del dia del Id, los menores se vistieron con ropa nueva, las mujeres lucieron melhfas de multiples colores y embellecieron sus manos con la henna. Los hombres, muchos de los cuales se conformaros con prendas que tenían guardadas, debido a la escasez de ropas en el mercado y su empeño en cubrir las necesidades de los crios y sus madres en estos momentoe de escasez de dinero y mercancías.
Aqullos mismos hombres que en los primeros años de guerra con Marruecos tuvieros que socorrar a los niños y mujeres, y a la vez enferentar a la salvaje invasión.
El Id de este año caracterizado por la epidemia no hubo el rezo habitual y los refugiados se conformaron con la oración en sus jaimas repitiendo sin cesar a la frase religiosa: Alahu akbar kabira, al hamdu lilahi kazira wa subhana Alahu bukratan wa asila
Después de la oración del Id, todos se abrazaron se perdonaron y felecitaron unos a los otros deseandoles mucha salud y larga vida
El almuerzo a basa de Cuscus y abundante carne de camello, además de las visitas familiares caracterizaron este festival religioso lleno de alegría, donde reina un ambiente de felecidad y donde las charlas giraron en torno al acontecer politico y los ruegos por a Dios para continuar protegiendo la nacion saharaui de la epidemia del coronavirus y el fin de la dolorosa guerra que sufre el pueblo saharaui hace mas de cuarenta años, asi como los recuerdos de aquellas personas que estuvieron presentes en el Id pasado, y que habían fallecido. Sus cuerpos llacen en los ceminterios hubicados en las colinas cercanas al campamento.
Abdurrahaman Budda